Vive tu vida como si subieras una montaña. De vez en cuando mira la cumbre, pero más importante es admirar las cosas bellas del camino. Sube despacio, firme, y disfruta cada momento. Las vistas desde la cima serán el regalo perfecto tras el viaje.

lunes, 30 de enero de 2017

Cliserie

¿Qué es una cliserie?

Una cliserie es un gráfico que representa los distintos tipos de vegetación por pisos en las dos laderas de una montaña. El relieve montañoso modifica localmente las condiciones generales del clima. Las precipitaciones se hacen más abundantes y frecuentes, y las temperaturas más frías. Así pues, progresivamente, y según ganamos altitud, van apareciendo las especies más adaptadas al frío, con más necesidades de agua y adaptadas a suelos más pobres.

Las especies naturales se distribuyen en altitud por pisos. Cada piso tiene unas condiciones climáticas con un determinado umbral, lo que permite el desarrollo de unas especies concretas. En lo que consiste un comentario de una cliserie es en describir y explicar esa distribución, qué especies la componen, qué potencia (grosor) tiene cada piso, qué pisos hay, si los pisos tienen la misma potencia en la vertiente de solana y la de umbría y por qué, y las diferencias entre la vertiente de sotavento y barlovento. También es posible que, por diversos motivos como por ejemplo que las cumbres de las montañas culminen en caliza, especies que deberían aparecer en el piso basal (o uno inferior) aparezcan en el piso montano (o uno superior). A esto se le llama inversión de la cliserie, y si aparece también debe de indicarse. Por supuesto, todo dependerá de la información que sea posible extraer del diagrama. En función del conjunto, y sobre todo de las especies que aparezcan en la cliserie, de la potencia de los pisos y de los pisos que aparezcan, es posible signar la cliserie a una zona concreta. Si se trata de la cliserie de una montaña española, se deberían conocer cuáles son esos límites.

¡Ojo! La cliserie hace referencia a la distribución natural de las especies, no a las especies aclimatadas e introducidas por el hombre. Un pinar de repoblación en el piso basal, al que le corresponda el bosque mediterráneo de encinas y alcornoques, no entra en la cliserie, ya que no está ahí en función del clima.

La potencia del prado alpino puede descender hasta muy entrado el piso montano por efecto de la deforestación que los ganaderos han hecho para conseguir pasto. Normalmente, en los diagramas que muestran la cliserie, los efectos antrópicos no aparecen. 

¿Cómo comentar una cliserie?

En primer lugar, se deberá indicar que se trata de la representación esquemática de una cliserie de vegetación en un espacio concreto. Se hará referencia a las circunstancias relacionadas con su situación geográfica dentro del conjunto de la Península Ibérica, enmarcándola en la región biogeográfica a la que pertenece.

Se aludirá a cómo la montaña modifica las condiciones climáticas, con menciones a temperaturas, precipitaciones e insolación como elementos relevantes, y sus alteraciones, tanto en función de la altitud como de la disposición del relieve, teniendo en cuenta la orientación general de la cadena montañosa.

A tenor de los aspectos descritos, se dará cuenta de las variaciones más relevantes que se observan en relación con la altitud (a bajas altitudes especies más termófilas y a medida que se asciende aparecen especies con mayor tolerancia al frío, así como las distintas exigencias de humedad).
Explicar el papel que juega la orientación de las vertientes y las diferencias más significativas entre la solana y la umbría, destacando las principales disarmonías entre la vertiente Norte y la Sur (aparición de la encina y del roble sólo en el sector meridional y del haya sólo en la umbría ¿por qué?, la desigual disposición altitudinal del pino  silvestre, etc